Saltar al contenido

Cocinar en Vaporera: la mejor opción

diciembre 7, 2018

Cocinar al vapor es una de las opciones más sanas. Pero se debe tener en cuenta el material de la cesta, el tamaño y la tecnología, ya que todos estos factores en conjuntos repercutirán en el resultado.

Cocina al vapor

Queda claro que la cocina al vapor permite realzar el sabor y aroma de los alimentos. Y, además, es cómoda, limpia, rápida y saludable porque reduce el uso de grasas.

Cocinar al vapor es una tarea sencilla: Prepara alimentos en una olla que contenga agua hirviendo a la que por supuesto se ha añadido las vaporeras, coloca en esta pescados,carnes, legumbre y hasta arroz.

Beneficios de cocinar al vapor

Son muchos los beneficios que trae consigo cocinar al vapor.

  • Con este tipo de cocción la temperatura nunca llega a los 110 ºC, por lo que se conservan los nutrientes de los alimentos.
  • Y al no estar los ingredientes sumergidos en agua, como ocurre con los hervidos, no se diluyen las sales minerales.
  • Como no absorben el agua, no se altera su sabor ni su color.
  • No se necesita utilizar aceites ni mantequillas, por lo que el resultado es una cocina ligera y sana.

Los mejores utensilios para cocinar al vapor

Para cocinar al vapor se necesitan; cestas o vaporeras de acero inoxidable o las más ecológicas como las de bambú y también de vidrio.

  • Cestas: Son una solución sencilla y económica, estas cestas suelen tener pocos agujeros y pequeños.
  • Vaporera eléctrica; Práctica y permite hacer varios alimentos a la vez, pero suelen ser pequeñas. Si te decides por ella, elige una que incorpore regulación de temperatura para poder optar entre una cocción suave o una cocción más intensa.

  • Las ollas vaporeras: Están pensadas para que el agua, cuando se condensa, resbale por las caras internas y no moje los alimentos.

¿Cómo cocinar al vapor paso a paso?


Una vez elegido el recipiente solo hay que tener en cuenta algunos detalles:

  • Corta los alimentos en porciones regulares, no demasiado grandes, y colócalos en una sola capa que facilite la distribución del vapor.
  • Al introducir los alimentos en la vaporera es preferible que  el agua esté hirviendo.
  • Se puede aromatizar el agua añadiendo especias o plantas aromáticas.
  • No levantes la tapa hasta el final de la cocción, pues cada vez que se levanta se pierde eficacia.
  • Una vez cocidos los alimentos hay que retirarlos de la vaporera para que no sigan cociéndose.
[Total:0    Promedio:0/5]